ORACIÓN DEL SABADO A LA MAÑANA


 

1. El sábado es un día en el que la Iglesia hace memoria de la María de Nazaret, la mujer creyente por excelencia, quien más cuidó  a su  hijo Jesús.

 

Hay una canción que frecuentemente se canta en nuestras parroquias, que resume quién fue María y qué puede aportar a todos a todos los cristianos.

 

"Madre de los creyentes que fuiste siempre fiel, danos tu confianza, danos tu".

 

María es la creyente por excelencia, quien creyó y confió plenamente en Dios. Y no le fue fácil. Sin embargo se mantuvo fiel hasta el final, hasta la cruz; allí estaba con otras mujeres acompañando a Jesús.

 

 

2. Pídele a Dios , por intercesión de María, fe y fidelidad. Nuestra fe es frágil, puede quebrase;  y nuestra fidelidad una planta que puede agostarse,  si no la cuidamos.

 

 

3. Y antes de ir a tus quehaceres, reza a la Virgen María con el Papa Francisco:

Gracias, Santa Madre del Hijo de Dios, Jesús. ¡Santa Madre de Dios!

Gracias por tu humildad que ha atraído la mirada de Dios.

Gracias por la fe con la que has acogido su Palabra;

gracias por el coraje con el que has dicho "aquí me tienes", olvidándote de ti, fascinada por el Amor Santo, hecha toda una con su esperanza.

Gracias, ¡Santa Madre de Dios!

Ruega por nosotros peregrinos en el tiempo; ayúdanos a caminar por el camino de la paz.