PAPA FRANCISCO

Conoce a diario los Tweets del Papa aquí


El Papa: el personal sanitario es la “vacuna” contra el individualismo

 

El pasado 20 de Febrero con motivo de la ceremonia en memoria de los médicos, enfermeras y personal sanitario fallecidos a causa de la pandemia, el Papa Francisco envío una Carta a su Excelencia, Monseñor Paglia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida, en la que dirige a todo el personal sanitario un pensamiento especial, recordando “el desempeño generoso, y a veces heroico, de su profesión vivida como una misión”. El Papa asegura que “el ejemplo de tantos de nuestros hermanos y hermanas, que arriesgaron su vida hasta perderla, suscita en todos nosotros una profunda gratitud y da pie a la reflexión”.De hecho – dice – “ante esta entrega, toda la sociedad se ve animada a dar un testimonio cada vez mayor de amor al prójimo y de atención a los demás, especialmente a los más débiles”. Para el Papa, la dedicación de quienes, incluso en estos días, trabajan en hospitales y estructuras sanitarias “es una "vacuna" contra el individualismo y el egocentrismo” y demuestra “el deseo más auténtico que habita en el corazón humano: estar cerca de los más necesitados y volcarse por ellos”. Al final de la Carta, el Santo Padre ha expresado su unión espiritual “a todos los reunidos en este significativo acto conmemorativo”, a quienes envía “sus bendecidos saludos”.

El Papa: los ministerios del Lector y del Acólito estén abiertos a las mujeres

 

El Papa Francisco ha establecido con un motu proprio que los ministerios del Lector y del Acólito están en adelante también abiertos a las mujeres, de forma estable e institucionalizada con un mandato especial. Las mujeres que leen la Palabra de Dios durante las celebraciones litúrgicas o que realizan un servicio en el altar, como ministras o como dispensadoras de la Eucaristía, no son ciertamente una novedad: en muchas comunidades del mundo son ahora una práctica autorizada por los obispos. Sin embargo, hasta ahora todo esto se ha realizado sin un mandato institucional real y adecuado, en derogación de lo establecido por San Pablo VI, quien, en 1972, al abolir las llamadas "órdenes menores", había decidido mantener el acceso a estos ministerios reservados a los hombres sólo porque los consideraba preparatorios para un eventual acceso a las órdenes sagradas. Ahora el Papa Francisco, también a raíz del discernimiento que surgió de los últimos Sínodos de Obispos, quiso hacer oficial e institucional esta presencia femenina en el altar.

Francisco: que el mundo esté libre de armas nucleares

 

El fuerte aliento de Francisco a caminar juntos para construir un futuro más justo, y especialmente un futuro de paz, resuena de nuevo hoy. Un mundo sin armas nucleares que deje que la paz avance. Se alza una vez más con fuerza la voz del Papa en favor del desarme global, tras la estela de sus predecesores, a dos días de la entrada en vigor del Tratado aprobado en 2017, que establece como ilegal el uso, la amenaza, la posesión y el almacenamiento de armas nucleares. Se trata del primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que prohíbe explícitamente estos dispositivos, cuyo uso tiene un impacto indiscriminado: afecta en poco tiempo a un gran número de personas y causa daños de gran duración al medio ambiente. Potencia destructiva, impacto chocante el de la energía nuclear, que sólo deja tras de sí "sombra y silencio", un "agujero negro de destrucción y muerte", como dijo el Francisco en su discurso en el Memorial de la Paz en Hiroshima el 24 de noviembre de 2019 y como quiso subrayar deteniéndolo en los ojos de todos con la imagen de una foto de 1945, distribuida a los periodistas, que muestra a un niño de 10 años llevando sobre sus hombros el cadáver de su hermano pequeño que murió tras la explosión de la bomba atómica en Nagasaki.