PAPA FRANCISCO

Conoce a diario los Tweets del Papa aquí


Papa: avance de la robótica e inteligencia artificial sea "humano"

 

Ayer, en su intención para el mes de noviembre  el santo padre en su intervención manifestó:La inteligencia artificial está en la raíz del cambio de época que estamos viviendo. La robótica puede hacer posible un mundo mejor si va unida al bien común. Porque si el progreso tecnológico aumenta las desigualdades, no es un progreso real. Los futuros avances deben estar orientados al respeto de la dignidad de la persona y de la Creación. Recemos para que el progreso de la robótica y de la inteligencia artificial esté siempre al servicio del ser humano… podemos decir “sea humano”. El Papa Francisco aclara que este avance, como el de la robótica, “puede hacer posible un mundo mejor si va unido al bien común”.

El Papa: “No todo termina con la muerte: pidamos al Señor que disuelva esa melancolía”

 

El Papa Francisco hace un llamamiento a todos los fieles durante su homilía en la celebración Eucarística en sufragio de los Cardenales y Obispos fallecidos durante el año: “ir cada día más allá de la imagen que instintivamente  tenemos de la muerte como aniquilación total de una persona”. Francisco ha recordado el pasaje evangélico según San Juan, en el que el evangelista relata la auto revelación de Jesús: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre» (vv. 25-26). El Papa ha asegurado que “la gran luz de estas palabras prevalece sobre la oscuridad del profundo duelo causado por la muerte de Lázaro” y “traen la esperanza de Marta del futuro lejano al presente: la resurrección ya está cerca de ella, presente en la persona de Cristo”.

Papa en la Jornada de los Pobres: "la riqueza es lo que somos, no lo que tenemos"

 

“Son los pobres: ellos nos garantizan un rédito eterno y ya desde ahora nos permiten enriquecernos en el amor. Porque la mayor pobreza que hay que combatir es nuestra carencia de amor", afirmó Francisco también manifestó: “En el Evangelio, los siervos buenos son los que arriesgan. No son cautelosos y precavidos, no guardan lo que han recibido, sino que lo emplean. Porque el bien, si no se invierte, se pierde; porque la grandeza de nuestra vida no depende de cuánto acaparamos, sino de cuánto fruto damos. Cuánta gente pasa su vida acumulando, pensando en estar bien en vez de hacer el bien. ¡Pero qué vacía es una vida que persigue las necesidades, sin mirar a los necesitados! Si tenemos dones, es para ser dones”. “Al final de la vida, en definitiva, se revelará la realidad: la apariencia del mundo se desvanecerá, según la cual el éxito, el poder y el dinero dan sentido a la existencia, mientras que el amor, lo que hemos dado, se revelará como la verdadera riqueza.