Carta mensual a los padres de los niños y niñas de la catequesis parroquial

Carta del mes de octubre de 2019

 

Queridos padres: Vuestro hijo ha empezado la catequesis. Le hemos acogido con mucho cariño y alegría. Quisiéramos que estuviera contento en nuestra a parroquia.

 

Os informamos, por otra parte, que todos los meses os escribiremos una breve carta para ayudaros a que sepáis apoyarle en el proceso de iniciación en la fe que sigue en la Catequesis. Lo hacemos porque sabemos que vosotros sois los primeros y los más importantes educadores de la fe de vuestro hijo.

 

Hoy, en los comienzos del nuevo curso,  os dejamos dos consejos que quisiéramos que cumplierais con fidelidad. Hay en ellos mucho en juego.

 

Primero,  rezad con vuestro hijo,  todas las noches, el “padrenuestro”, la oración que Jesús nos dejó. Si el niño todavía no la sabe, no importa. Rezadla en voz alta con él. Sería conveniente que os alternarais madre y padre.

 

Segundo consejo. Venid con vuestro hijo  al menos dos veces al mes a la misa de 1 de los domingos. Descubrirá así que la fe es algo que se vive en grupo y, poco a poco, se irá integrando en la familia de los cristianos. Diréis: “el niño se aburre”, “no entiende nada”, “no va a parar”… No os preocupéis. El niño recibe la fe por contagio, por la experiencia que viven sus padres. Sin más.

 

 

Un abrazo. Hasta el mes próximo. Sed fieles a esos dos pequeños compromisos. Redundará en un gran beneficio para vuestro hijo. No lo dejéis de lado.