JMJ 2019 EN PANAMÁ

Sigue todos los eventos de la JMJ de Panamá 2019 en su página oficial 

https://www.panama2019.pa/es/inicio-2/

EXPERIENCIAS

Los jóvenes al Papa: "Estamos listos para ser protagonistas y actuar"

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

 

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que este sábado, 26 de enero, el Santo Padre ha almorzado en privado en el Seminario Mayor San José con un grupo de 10 jóvenes participantes en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), 5 varones y 5 mujeres, de diferentes nacionalidades, en representación de los 5 continentes. Del almuerzo, en un clima particularmente familiar y festivo, ha participado también el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, O.S.A.

 

Después del almuerzo, informó la Oficina de Prensa, el Papa se ha dirigido a la Capilla del Seminario donde se ha recogido en oración por algunos minutos. Saludando a los seminaristas los ha estimulado a servir siempre al Señor.

 

Los líderes transforman la sociedad

Posteriormente, Alessandro Gisotti, Director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede realizó la rueda de prensa con 7 jóvenes que participaron respondiendo a las preguntas de los periodistas. Alessandro Gisotti dijo que, le ha impresionado mucho la creatividad de los jóvenes, además dijo que “el Papa estaba muy conmovido por la canción de la joven hondureña contra el bulín y que esta era una manera creativa para intentar cambiar el mundo. Hay que cambiar el paradigma de los adultos”.

 

Uno de los siete jóvenes fue Dennis Montano Galdámez de Australia, a quien le preguntaron ¿cómo podían unirse con otras religiones para trabajar por un mundo mejor? Dennis dijo que para estar unidos y para cambiar el mundo tienen que ser líderes, porque son los líderes los que transforman la sociedad.

 

El Papa es como un ángel que cuida a la Iglesia

Dana Salah de Palestina respondió a los periodistas que le preguntaron sobre qué pasará con los cristianos que viven en tierra santa, diciendo que, “considera que el Papa Francisco es como un ángel que cuida a la Iglesia católica”. Mientras que Faso Badwin Taitus de la India contó que le había preguntado al Papa cuántas hora dormía y dijo que el Santo Padre se rio y dijo que va a rezar por él para que duerma tranquilamente.

 

Los jóvenes escuchen a los viejos

El representante de España, Miguel Ángel Croche Fontela señaló que, “la figura del Papa es la de un hombre humilde, llena de naturalidad, que habla claro y el mensaje que le dejó y que hay que lanzarlo a todos los jóvenes es que escuchen a los viejos, porque hay que aprender de nuestro pasado no para vivir en él, sino para mejorarlo”.

 

El Papa abre las puertas para salir y mostrar su identidad

Emilda Santo Montezuma de Panamá, de la etnia gnobe buglé, dijo que el Papa se ha acercado a nosotros y respondiendo a quien le preguntó sobre qué podemos hacer ante el cambio climático y las luchas de los indígenas por el medio ambiente y la cultura, señaló que, “ella se sintió apoyada por el Papa y le hace sentir más fuerte para trabajar por la casa común. Él valora a los indígenas y pide a los jóvenes que valoremos nuestras raíces. Sin raíces no somos nada”. Además, Emilda dijo que, “después de la pre jornada de la JMJ indígena donde mostraron el rostro indígena de su cultura, ella se quedó sorprendida, pero en su lugar le dijeron que ella representaba a todos los pueblos indígenas y que eso le hacía sentir más fuerte. Que ella les va a decir a los jóvenes de la comarca que pueden seguir luchando por la cultura. El Papa les abre las puertas para poder salir y mostrar su identidad”.

 

Los jóvenes están listos para ser protagonistas y actuar

Finalmente, Brenda Noriega de Estados Unidos narró como fue el almuerzo con el Santo Padre, dijo que fue básicamente en español y con algunas traducciones, además dijo que fue una comida muy familiar, panameña, un momento muy bello. También dijo que durante el almuerzo se trató el tema de la migración en forma general. Ante la pregunta si es el momento para formar un foro de jóvenes líderes en la iglesia católica, Brenda Noriega dijo que, “Ya están en camino, desde el foro sobre la Laudato Si, habían comenzado a reflexionar juntos, pero que ahora se trata de llevarlo a nivel local. Los jóvenes están listos para ser protagonistas y actuar. Los líderes de la Iglesia católica deben dejarlos actuar”.

Testimonio de un joven que ha vivido varias JMJ

 

Llevaba varios años participando de diversos movimientos, apostolados y grupos juveniles. Había terminado mi carrera universitaria y discernía mi vocación en ejercicios espirituales. Sentía un fuerte llamado de Dios a servir y a prepararme profesionalmente. Justamente para la JMJ 2002 terminaba mi carrera, por lo que no pude participar; por eso quise prepararme para el 2005. Como parte de la Pastoral Juvenil me integré al equipo que preparaba la delegación hacia Colonia, a donde puede participar.

 

Antes de la peregrinación a Colonia, claramente sentí que Dios no me llamaba a la vida consagrada. Pensé que mi camino en la Iglesia llegaba hasta ahí. Con esa idea tomé mi maleta y me fui a Colonia. Conocí muchísima gente, vivimos momentos intensos que nos unieron como hermanos, amigos y compañeros de peregrinar. Uno de los momentos cumbre fue la Vigilia de Oración en Marienfeld, un momento inolvidable para mí. La peregrinación confirmó lo que ya sentía: mi camino no era la vida consagrada.

 

Por el frío, dos compañeros se enfermaron y fueron llevados al hospital de campaña de la JMJ y algunos de nosotros les acompañamos. Allí pasamos una noche más, con el temor de perder el vuelo de vuelta al día siguiente. En realidad el único que podía perder el vuelo era yo. Me llevaron a la estación de tren, durante más de 2 horas y media viajé de Dusseldorf a Frankfurt. Puede contemplar la belleza de Río Rin, belleza que me hizo orar y dar gracias a Dios por todo lo vivido. En esa oración empecé, a contar a Dios lo que tenía planeado, una maestría, casarme con Yesi y crecer profesionalmente. Así me despedía de años de movimientos, coros, grupos y apostolados. Justo cuando terminaba la oración, comencé a llorar en el vagón del tren. Las personas me consolaban y yo solo alcanzaba a decir que no sé preocuparan, que estaba bien. Lloraba de alegría porque sentía una gran paz en mi corazón y una fuerte moción que decía: “Esto sigue… no hemos terminado”.

 

Han pasado 14 años de ese momento y todavía me conmuevo cada vez que lo recuerdo. He sido parte de varios proyectos de la Pastoral Juvenil y de la preparación de las Delegaciones de Panamá para las JMJ de Sydney, Madrid, Río y Cracovia. Ahora soy parte del Comité Organizador Local de la JMJ 2019.

 

Mis planes los hizo suyos. Mi familia, mis estudios, mis trabajos, mis apostolados, no fueron míos, si no de Él. Sólo te puedo decir, a ti que eres un poco más joven que yo, que no importa cuáles son tus planes, cuando se los das a Dios, Él los hace grandes, muy grandes. Sólo hay que dejarse llevar por Él, discernir y ser generoso. El que pueda dar 3, que no dé 2.

Víctor Chang, Panamá

La juventud indígena

“la juventud indígena y afrodescendiente, la juventud que migra por la casi nula respuesta de sus países de origen, que los lanzan a cifrar sus esperanzas en otros países, exponiéndolos al narcotráfico, la trata humana, la delincuencia y tantos otros males sociales”.

 

... que esta JMJ permita a los jóvenes confrontarse “con el adoctrinamiento del sistema de anti valores que impera sustentado en la búsqueda de una falsa felicidad, que es tan fugaz que los lleva a experimentar desesperadamente con tantas cosas que dañan la mente y el espíritu y que al final no lograr llenar el vacío existencial”.

 

 “quizá como Iglesia no hemos podido transmitirle esto con la claridad suficiente”. “En la Iglesia estamos en espera de esta primavera juvenil. Confiamos en ustedes, esperamos mucho de ustedes, porque estamos plenamente convencidos, que los verdaderos protagonistas para los cambios y las transformaciones que requiere la humanidad”, 

 

 “La Iglesia está en sus manos,  en sus capacidades, en su visión de un mundo mejor”. “Solo dejamos de ser jóvenes cuando dejamos de soñar”

 

 

A fecha de hoy se han inscrito en la JMJ más de 100.000 peregrinos, de 156 países. Les acompañarán 480 obispos. De ellos, 380 prelados impartirán catequesis a los jóvenes durante estos días en 137 centro y en 25 idiomas. Para sacar adelante este macroencuentro están al servicio 20.000 voluntarios panameños y 2.445 voluntarios internacionales.

Los Curas roqueros LA VOZ DEL DESIERTO estrenan videoclip y darán 6 conciertos en Panamá

Se trata de un grupo de tres sacerdotes y cuatro laicos de Alcalá de Henares


13 razones por las que la JMJ es más esperada que las Finales de la Super Bowl

¿Por qué la Jornada Mundial de la Juventud es un evento tan increíble? ¡Mira esas 13 respuestas fáciles!

 

1) Porque es el encuentro del Papa con los jóvenes.

El objetivo de la Jornada Mundial de la Juventud es proporcionar una reunión especial... (texto completo)